Bola de Dragon: ¿Qué tiene de especial este manga?

bola de dragon portada

Dragon Ball, o Bola de Dragon como se conoce mayormente en nuestro país, es una obra que, tras más de 30 años de su publicación en formato manga en Japón, sigue en pleno auge. Sólo hace falta acercarse a alguna librería especializada para descubrir cómo en nuestro país recientemente se han publicado un nuevo libro de ilustraciones, una enciclopedia oficial, el manga a todo color por primera vez y otros artículos de la franquicia. Bola de Dragon sigue más vivo que nunca tanto en formato papel como en anime ya que también se está emitiendo en Japón Dragon Ball Kai Saga de Bu y se va a estrenar en breves una nueva película: Dragon Ball Fukkatsu no Freezer. Junto al manga y el anime un nuevo aluvión de merchandising se vende en Japón y algunos de estos productos incluso nos llegan a España, todo con tal de exprimir más la franquicia.

Bola de Dragon: Review del manga

¿Pero, qué tiene de especial una obra para perdurar tanto tiempo después? Es difícil explicar qué diferencia a este manga de otros shonen que se han venido publicando después. Los que conozcan muy superficialmente la obra dirán que son sólo peleas y no la verán tan diferente de otros mangas de piños. En mi opinión, Bola de Dragon tiene algo que le falta a muchas obras actuales: personalidad y carisma. Es una serie con una premisa sencilla pero que engancha al lector (o espectador en el caso del anime).

La obra tiene su origen en la Leyenda China del Rey mono y nos lleva a acompañar a un joven con cola en la búsqueda de unas bolas mágicas que pueden conceder cualquier deseo. Extraño, cuanto menos. Pero no es ese simple argumento el que la hace especial, creo yo. Para mi fue una serie puntera en su época ya que ofrecía algo no muy visto por entonces. Había mangas de peleas, sí, pero no tenían la misma estética ni particularidades que Bola de Dragon. Esta obra supo juntar aventura, acción, humor, erotismo, un mundo muy particular y unos grandes personajes. Y es ahí donde reside para mi una de las grandes virtudes de Bola de Dragon: en sus personajes.

Empezando por Son Goku, nuestro protagonista era un niño salvaje que se había críado en la montaña y que pecaba de inocente dando esto lugar a muchos momentos de humor. ¿¡Quién no recuerda en los primeros capítulos cuando le quita las bragas a su amiga Bulma o no entiende el porqué las mujeres tienen un culo en la parte de delante!?

Son situaciones absurdas planteadas por el autor, Akira Toriyama, que nos recuerdan a su obra anterior: Dr. Slump. Este humor muchas veces acababa en situaciones eróticas que tuvieron que ser censuradas en varios países. Gran parte del público no entendía que, a pesar de ser dibujos animados, Bola de Dragon no era una serie para niños y que la censura lo único que conseguía era desvirtuar uno de los elementos clave de la obra almenos en sus primeros compases.

bola de dragon grupo

Creo que la grandeza de este manga es que crecemos junto a sus personajes. Vemos como Goku va creciendo y le vemos  madurar, formar una familia, defender la Tierra y admiramos sorprendidos como Bulma cambia de look tropecientas veces para al final acabar saliendo con el personaje que menos te esperas.

También tenemos grandes rivales que al final se pasan al bando de Goku tras ser derrotados y otras personalidades más humorísticas como la del Duende Tortuga. En este punto, Son Goku, Son Gohan, Bulma, Vegeta, Piccolo, Trunks, Ten Shin Han, Freezer, Mr. Satán y varios más tienen personalidades muy diferentes pero a todos se les coge cariño y cumplen perfectamente su función.

Sí que es cierto que los personajes de Bola de Dragón carecen de un transfondo complicado o una gran historia pero a veces la simplicidad bien llevada puede ser muy efectiva. Ahora está de moda que en las series todos los protagonistas tengan varios traumas para, en teoría, hacerlos más interesantes. En mi opinión, muy pocos autores consiguen esto siendo uno de los pocos Eiichiro Oda, el autor de One Piece.

Volviendo a Dragon Ball, son muchos los autores que han alabado sus personajes y en particular sus villanos. Tite Kubo, autor del conocido manga Bleach, ha declarado en alguna ocasión que Dragon Ball le parecía un manga con unos villanos geniales lo cual le ha servido para inspirarse en su obra. Otros autores como Masakazu Katsura (I’s, Zetman), Nakaba Suzuki (Nanatsu no Taizai), Yoshihiro Togashi (Yu yu Hakusho, Hunter x Hunter) o Masashi Kishimoto (Naruto), también son grandes fans y reconocen su inspiración en la obra de Toriyama.

En cuanto a la historia, opino que la primera parte de la obra de Toriyama es mucho más aventurera y está mejor llevada argumentalmente que la parte de Z. Al principio, hay más humor, más torneos (que ya eran de por sí interesantes sin el uso de rayos o transformaciones) y una historia mejor hilvanada. ¡Y es que el propio autor ha reconocido que tras ser adulto Goku improvisaba la historia y quería acabar cuanto antes!

bola de dragon super saiyan

Para mi, el manga original de Bola de Dragon tiene grandes momentos como los entrenamientos con Mutenroshi, los torneos de artes marciales, el asalto de la Red Ribbon o la aparición de Piccolo. Hay mucha gente que infravalora esta parte y creo que debería valorarse más. Ahora bien, quedarme con una saga de la serie es complicado.

Bola de Dragon Z (si hablamos de anime ya que en el manga todo es Dragon Ball) tiene más épica y momentazos como la transformación de Son Goku en Namek o de Son Gohan contra Cell, grandes personajes como Trunks, Freezer y Vegeta y combates muy espectaculares. Si tuviera que elegir una parte de la obra mi favorita sería desde cuando Goku es pequeño y aparece Satanás (Piccolo padre) hasta el final de la saga de Namek y la batalla contra Freezer. En la saga de Cell el dibujo es muy bueno pero la historia empieza a desvariar en algunos momentos y ya en la saga de Bu se desvirtúa demasiado con tantas transformaciones. A pesar de ello, pienso que la saga de Bu también tiene sus buenos momentos como el combate de Goku contra Vegeta o el final del combate contra Bu en su última forma.

Si observamos la obra globalmente puede parecer que peca de una historia simple pero el mundo en el que se desarrolla es muy carismático y logra cautivar al lector. Ahora que todos o la mayoría conocen su historia puede que haya perdido el factor sorpresa pero hace años todo el mundo se sorprendía con las peleas y giros de guión.

En mi opinión, otra de las ventajas de Bola de Dragón sobre otros shonen es la forma en que se recrean las peleas. No es sólo que sean emocionantes si no que al coger el manga los trazos son muy limpios y sabes en todo momento lo que está pasando. Nada que ver con otras obras actuales de manga como Naruto en que a veces al leer una viñeta no entiendes lo que está pasando hasta que la emiten en anime.

Más de 20 años después de leer el manga y ver el anime de Bola de Dragon por primera vez sigo leyéndome un  par de tomos o viendo varios episodios seguidos sin aburrirme.

bola de dragon goku y dragon

Desde mi punto de vista, cuando una obra perdura tantos años y genera nuevos fans en la actualidad que antes no la conocían es que algo tiene. Para mi, son sus personajes, su humor, sus batallas (pocas o ninguna serie se me ocurren con batallas más épicas), los valores que transmite como la amistad y el esfuerzo, la aventura y ese toque inexplicable que te hace mantenerte enganchado lo que hacen aún magnífica la serie sin caer en la nostalgia.

Por todo ello, Bola de Dragon siempre tendrá un lugar privilegiado en mis estanterías.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.