Dragon Ball: 25 años en nuestros televisores

Dragon Ball anime

Este mes se cumplen 25 años del estreno de Dragon Ball en la televisión autónomica catalana, un acontecimiento muy importante que supuso la puerta de entrada en España de esta gran serie. Por este motivo queremos rendir un pequeño homenaje al anime con el que muchos de nosotros entramos en el mundo del manga repasando su estreno en televisión y el boom que generó en su estreno y años siguientes.

Dragon Ball fenómeno de masas

Todo empezó el 15 de febrero de 1990 cuando un entrañable personaje llamado Son Goku se coló en nuestros televisores y desde entonces no ha parado de generar millones de seguidores. Fue Cataluña la pionera en emitir la serie a través de la cadena de televisión pública catalana denominada TV3. En un primer momento, TV3 compró los 26 primeros episodios para substituir a otra serie del mismo autor, Akira Toriyama, que ya se emitía en esa cadena de televisión: Dr. Slump. La serie se estrenó como una más para rellenar la parrilla televisiva pero, tras emitirse los primeros 26 episodios comprados, TV3 recibió numerosas llamadas y cartas pidiendo la continuación de la serie Dragon Ball. Incluso el hijo del director de programación de TV3 que se encontraba hospitalizado en aquellos momentos se enganchó a las aventuras de Goku y le pidió a su padre que continuara la serie.

Tras las numerosas peticiones de los fans que exigían que la serie continuará más allá del torneo del episodio 26 la televisión catalana decidió apostar por el anime y licenciar el resto de episodios hasta finalizar la primera etapa con 153 episodios. Resultado: un éxito sin precedentes y varias reposiciones. Poco después se emitiría Dragon Ball Z y el éxito fue incluso mayor.

En Cataluña la serie subió de popularidad rápidamente y se convirtió en la serie de dibujos más vista en TV3, codeándose incluso en popularidad con otros programas para adultos. Y es que el público que veía Dragon Ball era muy heterogéneo: desde niños que se quedaban enganchados a la pequeña pantalla, pasando por jóvenes e incluso adultos que veían la serie junto a sus hijos. El éxito en Cataluña era tal que incluso en un popular mercadillo de Barcelona, el Mercat de Sant Antoni, los fans empezaron a imprimir y vender sus propias fotocopias con el poco material que había de la época generando un tráfico de fotocopias que seguramente la mayoría de catalanes recuerdan.

A partir de finales de los 90 y principios del 91 el boom creció y la serie se empezó a emitir en las Islas Baleares, País Vasco, Valencia, Andalucía y Madrid a través de sus respectivos canales autonómicos. El éxito se repitió en esas comunidades y la songokumanía había llegado para quedarse. Los índices de audiencia eran espectaculares: 37% de share o cuota televisiva en Telemadrid, un 53% de share en Valencia y un 58% de audiencia en TV3, lo que significaba que más de la mitad de gente que veía la televisión por las tardes en Cataluña veía Dragon Ball, ahí es nada.

Poco a poco empezaron a comercializarse productos de la serie como cromos, figuras y el manga en el año 92, podíamos encontrar a los personajes de nuestra serie favorita en las bolsas de patatas con los famosos tazos, en todo tipo de pasteles, material escolar y demás productos.

Ya en el año 1997 cuando la serie fue emitida en abierto en toda España a través de Antena 3 el boom se disparó más todavía ya que había algunas comunidades que hasta entonces no la habían podido ver y desde entonces hemos visto la serie en otras cadenas como Cuatro, Boing o el canal TV3 que recuperó la serie en el año 2010.

25 años han pasado y Dragon Ball continúa en emisión con buenos índices de audiencia. Nuevas generaciones han descubierto la serie y los antiguos fans seguimos disfrutándola con ilusión, pero ¿qué tiene de especial Dragon Ball para cautivar aún al público español después de 25 años? ¡Daremos nuestra opinión en próximos artículos!

Dragon Ball anime

 

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.